Estudio de sincronización del sueño con el ciclo lunar

La Luna y el Sueño

El estudio que establece la relación del sueño con el ciclo lunar ha sido publicado por la revista Science Advances y revela que la gente se queda despierta hasta más tarde en la fase de luna llena, lo contrario sucede cuando se trata de la luna nueva.

Antes de la disponibilidad de luz artificial, la luz de la luna era la única fuente de luz para estimular la actividad nocturna. En el estudio han utilizado una técnica basada en actimetría (Medición de la actividad motora de una persona) en la muñeca para mostrar una sincronización clara del tiempo del sueño nocturno con el ciclo lunar en participantes que viven en entornos que van desde un entorno rural con y sin acceso a la electricidad en las comunidades indígenas (Toba / Qom) en Argentina hasta un entorno postindustrial altamente urbanizado. en los Estados Unidos. 

Los resultados muestran que el sueño comienza más tarde y es más corto en las noches antes de la luna llena cuando la luz de la luna está disponible durante las horas posteriores al anochecer.

Relación del sueño con el ciclo lunar

La luna es responsable de varios ciclos ambientales, pero su poder de iluminación durante la noche es posiblemente el ciclo más relevante para los humanos en condiciones naturales. Los seres humanos suelen comenzar su sueño diario unas horas después del anochecer, pero rara vez se despiertan antes del amanecer, un patrón que también documentamos anteriormente entre los Toba / Qom.

La intensidad de la luz de la luna es suficiente para permitir actividades al aire libre y es probable que impida el inicio del sueño; por el contrario, y lo que es más importante, es poco probable que despierte a alguien que ya se ha quedado dormido. En este contexto, es principalmente la luz de la luna disponible durante las primeras horas de la noche la que tiene más probabilidades de generar cambios en el inicio del sueño.

Por el contrario, la luz de la luna a altas horas de la noche, cuando la mayoría de las personas suelen dormir, debería tener poca influencia en el inicio o la duración del sueño. Las horas de luz de la luna disponibles cambian de manera predecible a lo largo del ciclo lunar de acuerdo con la hora de salida de la luna, aproximadamente 50 minutos más tarde cada día; bajo un fotoperiodo mayormente simétrico como el de la temporada de primavera, la luz de la luna se vuelve menos disponible durante las primeras horas de la noche en las noches que siguen a la noche de luna llena.

Para probar las predicciones derivadas de esta hipótesis, determinamos la disponibilidad de luz de luna durante las primeras 6 horas de cada noche registrada en el estudio y las clasificamos en tres categorías de “fases de luz de luna” (ver Materiales y métodos y la fig. S6): luz de luna llena (F-ML), sin luz de luna (No-ML) y luz de luna menguante / creciente (W-ML).

Gráfica Estudio relación sueño con el ciclo lunar
Gráfica Estudio relación sueño con el ciclo lunar

Influencia del sueño con el ciclo lunar en comunidades urbanas

Como ya comentamos el estudio se realizó en comunidades rurales (sin luz y poca luz), pero también urbanas. Las tres comunidades de Toba / Qom, incluidas las del entorno urbanizado, mostraron una fuerte asociación entre el tiempo del sueño y el ciclo lunar. 

Para explorar si se produce una modulación similar del sueño a lo largo del ciclo lunar en personas que viven en grandes entornos urbanos modernos, analizamos las grabaciones del sueño obtenidas de 464 estudiantes de pregrado de la Universidad de Washington. Inesperadamente, los cambios en la duración y el inicio del sueño a lo largo del ciclo lunar se parecieron a los de la gente Toba / Qom, y los eventos del sueño comenzaron más tarde y se acortaron en la semana anterior a la luna llena.

[Gráfica 2] Estudio relación sueño con el ciclo lunar.
[Gráfica 2] Estudio relación sueño con el ciclo lunar.

Incluso con las limitaciones inherentes a los estudios no longitudinales, los datos sugieren que los cambios de sueño a lo largo del ciclo lunar aún pueden estar presentes en entornos completamente urbanizados, donde las personas pueden tener poca conciencia de las fases lunares sinódicas. 

Conclusiones del estudio

Los resultados muestran que el tiempo del sueño está sincronizado con el ciclo lunar en una variedad de entornos de vida. Los participantes de Toba / Qom durmieron menos y se quedaron despiertos hasta más tarde los días previos a las noches de luna llena, cuando la luz de la luna está disponible durante la madrugada. 

Este patrón podría representar una respuesta a la disponibilidad de luz de la luna durante la primera mitad de la noche para comunidades con acceso limitado o nulo a luz eléctrica. La amplitud del efecto de la fase lunar sobre los parámetros del sueño parece ser más fuerte cuanto más limitado es el acceso a la luz eléctrica. 

Sin embargo, se pudo corroborar esta modulación tanto en una comunidad Toba / Qom que vive con pleno acceso a la electricidad como en una muestra de estudiantes universitarios que viven en una ciudad moderna.

¿ Mayor actividad durante las noches de luna llena? 

En las entrevistas con los individuos Toba / Qom, estos indican que las noches de luna son particularmente ricas en actividades sociales. Los ancianos Toba / Qom informan que, son los momentos en que se obtenía comida del bosque, las noches de luna llena tenían una actividad de caza y pesca particularmente alta

Además, las historias mitológicas asocian la luna con el ciclo reproductivo femenino y las relaciones sexuales. La luna en la cultura Toba se representa como un hombre que tiene relaciones sexuales con mujeres, induce la primera menstruación y regula el tiempo de las siguientes menstruaciones. Curiosamente, las historias contadas por el anciano Toba / Qom apuntan a las noches de luna llena como noches de mayor actividad sexual. 

Estas últimas historias sugieren la posibilidad de que los encuentros asociados ancestralmente a la luz de la luna pudieran haber sincronizado la actividad reproductiva con la fertilidad de las mujeres. Aunque queda por determinar el verdadero valor adaptativo de la actividad humana durante las noches de luna llena, nuestros datos parecen mostrar que los humanos, en una variedad de entornos, son más activos y duermen menos cuando la luz de la luna está disponible durante las primeras horas de la noche. 

Este hallazgo, a su vez, sugiere que el efecto de la luz eléctrica en los humanos modernos puede haber aprovechado un papel regulador ancestral de la luz de la luna sobre el sueño.

Datos astronómicos . Los datos del sol y la luna para la región de Ingeniero Juárez a través de las fechas de registro se obtuvieron de la interfaz web HORIZONS del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA ( https://ssd.jpl.nasa.gov/horizons.cgi ) con una precisión de 1 minuto. El ciclo sinódico de la luna que determina las conocidas fases lunares “llena”, “nueva” y “menguante” o “creciente” tiene una duración promedio aproximada de 29,5 días. [Estudio sincronización del sueño con el ciclo lunar ]

Referencias y enlaces

Autores:

  1. Ver perfil ORCID de Leandro Casiraghi 
  2. Ver perfil ORCID de Ignacio Spiousas 
  3. Ver perfil ORCID de Gideon P. Dunster
  4. Kaitlyn Mc Glothlen
  5. Ver perfil ORCID de Eduardo Fernández-Duque
  6. Ver perfil ORCID de Claudia Valeggia
  7. Ver perfil ORCID de Horacio O. de la Iglesia

Estudio completo: Moonstruck sleep: Synchronization of human sleep with the moon cycle under field conditions

Estudio de sincronización del sueño con el ciclo lunar en formato PDF

Compartir:

Deja un comentario